La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.






 

 

En el mundo del transporte tambien hay que resaltar los primeros artilugios que se fabrican para la rapida llegada a los sitios, o por lo menos para hacer mas y mejor algunos trabajos en la carretera o en el campo.
En la secion de motos Jaca ha tenido muchos y muy importantes talleres tanto en el siglo pasado como en este.

En el año 1960, Jaca cuenta con los siguientes concesionarios y talleres de motos, bicicletas y maquinaria agrícola, Joaquin Almaga Perez, Benjamin Almazan Escriche, Juan Dominguez Solans, Enrique Lanaspa Ara y Ricardo Perez Lanceta. Algunos años despues se instalaría mi buen amigo Manolo Guisado Ardanaz, hasta su jubilacion.



Primer ciclista Español que ganó el 1º tour de Francia, éste era de Jaca 1920

 

 

Mucho antes de los motores de gasolina y gasoleo, se fabricaban los carros y carretas, que en su momento se convertirian en un comodo medio de transporte para los agricultores.
En una guía de Jaca del Año 1914, ya se resalta el siguiente anuncio: Carreteria de Morlans y Espierrz, en la calle de Bellido.






Talleres Garcés en Jaca, fabricaba remolques para tractores y caballerias en lo que hoy es la CAI. ( Avda/  Jacetania).

 


 




  Historia en Estados Unidos  
       

 

John Deere fue un herrero norteamericano que en el año 1836 decidió emigrar al oeste de Estados Unidos, en plena época de su colonización.
   Al poco tiempo de establecer su herrería en Grand Detour (Illinois), comprobó que la conquista de nuevas tierras estaba resultando mucho más difícil de lo esperado: los suelos fértiles y arcillosos de las praderas norteamericanas se adherían constantemente a los tradicionales arados de hierro fundido, obligando al agricultor a limpiar el arado cada pocos metros haciendo casi imposible realizar las labores agrícolas básicas.

John Deere no se quedó al margen de este problema. Desde su herrería experimentó con distintas formas y materiales en busca de una reja cuya superficie impidiera la adhesión de tierra y evitar así que los arados quedaran atascados con tanta frecuencia. Un día del año 1837 decidió probar con un nuevo material.
La hoja de una vieja sierra le proporcionó el acero necesario para fabricar un cuerpo de arado ligero y extremadamente pulido. Tal como John Deere sospechaba, la prueba del nuevo material fue definitiva: el suelo resbalaba perfectamente sobre la superficie del arado sin producir atascamientos. John Deere había fabricado el primer arado autolimpiable, que hizo posible el cultivo en las fértiles praderas de Norteamérica.

Pocos años después de su invento John Deere ya atendía más de 1.000 pedidos de arados al año en su primera fábrica de Moline (Illinois), importaba de Inglaterra acero de calidad superior y su nombre era asociado con arados de la máxima calidad y de alta